Quimidroga crea una filial en Italia

quimidroga barcelona

El distribuidor químico Quimidroga, propiedad de la familia Sisquellas, cumple el principal objetivo de su plan de internacionalización: ser un referente en el aréa del Mediterráneo. La compañía, con sede en Barcelona, acaba de poner el broche de oro a su estrategia con la apertura de una filial en Italia.

La compañía llega a Italia con un socio local y tendrá una participación del 60% en la filial, una decisión que viene a reforzar la posición de la compañía en el arco mediterráneo tras la adquisición el año pasado de la empresa francesa Montbelle.

Quimidroga tiene ya seis filiales

Tras esta operación, Quimidroga tiene filiales en Portugal, Francia, Italia, Marruecos, Turquía y Argelia. La distribuidora química de la familia Sisquellas estanca su facturación en 675 millones de euros, pero dispara su beneficio un 45%, hasta los nueve millones.

Pruebe también

lanxess

Lanxess se interesa por la unidad de especialidades de AkzoNobel

Lanxess, la compañía química con sede en Colonia, junto con el inversor financiero estadounidense Apollo, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 19 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies