materia prima pintura

El sector de las pinturas frente a la escasez de materia prima

Los fabricantes han visto crecer una media del 10% su coste de materia prima en 2017, lo que supone una seria problemática a la hora de trasladar estos incrementos a sus clientes.

El pasado 30 de enero el profesor Artemio Milla realizó una presentación de la situación y evolución financiera del sector de pinturas y tintas de imprimir en el que se han considerado datos de casi 100 empresas representativas del 90% del sector. Uno de los datos más significativos puestos de manifiesto es la debilidad de las empresas a la hora de trasladar los costes de las materias primas a su facturación.

Ello implica que, en los momentos de precios moderados de las materias primas, los resultados de las compañías permanecen en situación de rentabilidad; sin embargo, en situaciones de incremento, las empresas sufren en sus cuentas de resultados. Dependiendo de la severidad de los incrementos, algunas de ellas incluso podrían poner en riesgo su rentabilidad.

Incrementos importantes en el coste de la materia prima

El estudio citado terminaba con los datos de 2016, últimos disponibles en el registro. No obstante, a lo largo de 2017 y, muy especialmente, en su segunda mitad, el sector se ha visto sacudido por incrementos contundentes, sobre todo en materias estratégicas como el dióxido de titanio, componente obligado en la práctica totalidad de las fórmulas de pinturas y tintas.

Las razones para estos incrementos parecen ser varias. Por un lado está la recuperación del mercado mundial en un momento en el que las empresas suministradoras se habían ajustado a un escenario más reducido y, por el otro, el tirón de algunas economías emergentes, como por ejemplo China, donde su demanda interna reduce las posibilidades de exportación a la vez que atrae suministros del resto de Europa.

Legislación restrictiva

En el caso de las empresas europeas, la situación se agrava por la exigente legislación que afecta al sector y por la quimiofobia, que disuade a las empresas químicas de realizar inversiones en nuestro continente, especialmente en lo que se refiere a productores de materias primas. Estas inversiones deben rentabilizarse a largo plazo. A ello se suman desastres naturales y accidentes en plantas que han coincidido en fechas recientes, y todo ello se traduce en una escasez que se traslada a los precios y en un sobreprecio que pagan las empresas situadas en países con valoración más baja de su marca país.

En el caso de España, la estructura de mercado dificulta que clientes y distribuidores -que no ven crecer su mercado- comprendan las razones de la reducción de disponibilidad de materia prima del sector y de sus precios. No obstante, es una realidad que sufren todos los sectores en todo el mundo.

Subidas generalizadas

Así las cosas, las materias primas continúan con un proceso de escalada que golpea directamente a los fabricantes de pinturas y tintas de imprimir. En 2018 la situación no solo no se ha solucionado, sino que se agrava con el incremento de una demanda mundial que no encuentra reacción por parte de la oferta. En Oriente y EE.UU. se incrementa la demanda interna de materias primas, dejando de estar por tanto disponibles para su llegada a Europa. Y todo ello, en un momento en el que los almacenes disponen de pocas reservas.

Por su parte China, que se había convertido en un gran suministrador, va cambiando su política medioambiental y de seguridad, lo que le lleva a cerrar plantas de productos químicos con las que antes no era muy exigente (los episodios de alta contaminación que se han visto en televisión son una evidencia del problema). Y de China proviene, por ejemplo, una parte importante del dióxido de titanio consumido en Europa.

El petróleo también incrementa sus precios, contrariamente a lo que se venía afirmando acerca de que el barril de Brent no superaría los 60 $. Por contra, el petróleo ha subido un 25% en 2017. Pero no solamente suben los productos relacionados con el petróleo; también lo hacen otros como los pigmentos, los metales, los envases, los aditivos y las resinas. Los fabricantes han visto crecer una media del 10% su coste de materia prima en 2017, con algunos productos estratégicos como el dióxido de titanio con incrementos del 33%, y los disolventes con subidas del 20%.

La mano de obra también sube

Los grandes resultados que están obteniendo los proveedores de materias primas en sus cuentas anuales -que ya superan en al menos un 15% a sus cifras de 2007- pueden provocar el ahogamiento de sus clientes, que tienen grandes dificultades en trasladar sus costes a un mercado que, como sucede en España y otros países del sur de Europa, no crece y no absorbe los nuevos costes. Esta situación, que es especialmente evidente en el segmento de la decoración y la construcción, ya se ha hecho sentir en las cuentas de resultados de 2017 y se teme que prosiga a lo largo de este año.

Por tanto, no se trata de una coyuntura pasajera, sino todo lo contrario. Y, para colmo de males, en 2018 se esperan incrementos de los costes de mano de obra que, curiosamente, se van a justificar sobre los magníficos resultados de las grandes químicas proveedoras y sobre la mejora de los datos macroeconómicos del país. El sector industrial general ha recuperado diez puntos de su caída desde cifras de 2007, sí, pero continúa todavía en un 20% por debajo de este año.

Concluimos afirmando que, a pesar de que las empresas del sector muestran en su conjunto una estructura financiera sólida, según los datos obtenidos gracias a este estudio, es necesario mantener visibles los efectos de la coyuntura real sobre el sector, para evitar el deterioro de esta situación.

Un comentario

  1. No entiendo: ¿entonces cuando el precio del petróleo estuvo bajo no acumularon ganancias sobreabundantes? Es que acaso no aceptan jamás que haya períodos de vacas flacas? Ah, ya se cuál podría ser el problema: ¡no creen en la Biblia! ¡Claro!
    Pero deberían creer, al menos, en el mercado. Entonces, ¿tampoco son capitalistas?
    Creo que hay algo melodramático y risible aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 7 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies